LOS INVITAMOS A  SINTONIZAR  LA BARRA DE ESPECIALES A LAS 8:00  PM  ,Y HACERNOS  SUS SUGERENCIAS QUE   GENERO  O BANDA     LES GUSTARÍA  ESCUCHAR  .

ESTA VEZ  TOCO ALGO DE  BLUES :

BUDDY GUY

Buddy Guy es un guitarrista y vocalista de blues. Es aclamado por la crítica por ser un pionero del Chicago blues y un influyente músico para muchos artistas, como Eric Clapton, Jimi Hendrix o Stevie Ray Vaughan. Además es famoso por sus extraordinarias actuaciones, en las que toca su guitarra de formas poco convencionales o se pasea entre el público tocando solos. Es considerado el 30 mejor guitarrista según la revista Rolling Stone.

Su verdadero nombre es George Guy. Nació el 30 de julio de 1936, en Louisiana, Estados Unidos. De pequeño se fabricó un arco de diddley de dos cuerdas, un instrumento originario de África. Con este rudimentario instrumento aprendió a tocar la guitarra. Mas tarde, le regalaron su primera guitarra, la cual décadas mas tarde donó al Salón de la Fama del Rock & Roll.

BUDDY GUY

Una de las actuaciones mas señalas de Buddy Guy es la del concierto de los Rolling Stones en 2008. Al final de la actuación, el propio Keith Richards le regaló su propia guitarra. La guitarra que mas ha usado es la Fender Stratocaster

“Llegué a Chicago el 25 de septiembre de 1957”, me decía Buddy, cruzándose de brazos. “No tenía casa, ni trabajo, e iba por toda la ciudad con mi guitarra a cuestas. Tenía 21 años. Se venía el invierno. Estuve tres días sin comer.”

Mirando a su representante, dijo: “Tres días sin comer, y ahora mi mayor problema es elegir entre mi Thunderbird y mi Ferrari”.

“Quería llamar a mi mamá y que me mandara la plata para el tren de regreso a Louisiana”, continuó. “Pero ni siquiera tenía diez centavos para hacer una llamada por cobrar. Cuando te atiende la operadora, te devuelve los diez centavos, pero nadie me quería prestar diez centavos. Al final, le pedí a un tipo por la calle. El tipo me mira, ve la guitarra y me pregunta: «¿Sabés tocar blues?».”

“«Más vale que sé tocar blues», le digo. El tipo me dice: «Tocate una canción». Le digo: «Toco si me comprás una hamburguesa». «Si te compro una hamburguesa, vas a perder motivación», me dice. Así que me convidó un trago de vino. Hacía tres días que no comía. Ese vino casi me tumba. Así que toqué para él, y me dijo: «Hijo de puta, sí que sabés tocar». Me llevó en su auto al Club 708, donde tocaba Otis Rush, y lo llamó y le dijo: «Ey, Otis, acá te traigo a un chico que te va a volar la cabeza». Otis dijo: «Que suba al escenario». Subo al escenario, y ahí me volví loco. Toqué como toca alguien que no comió en tres días. Alguien llamó a Muddy Waters y lo hizo escucharme por teléfono, y Muddy salió de la cama y fue para allá. Mientras tocaba, la gente me tiraba monedas de cinco y diez centavos. Alguien gritó: «¿Qué vas a hacer con esa plata?», y yo dije: «Voy a comprarme una hamburguesa». Se rieron, pero yo no entendía qué era tan gracioso. Entonces vino un tipo y me palmeó la cabeza, y me dijo: «Me llamo Muddy Waters, y nunca te vas a olvidar de mí». Me preguntó adónde quería ir. Le dije: «Donde quiera que haya una hamburguesa». Me llevó a su casa y me hizo un sándwich de salame.”

A comienzos de los 50 comenzó a tocar en bandas de Baton Rouge, capital de Louisiana. Al poco tiempo se traslada a Chicago, en 1957, donde es influenciado musicalmente por Muddy Waters. En 1958, en una competición de guitarristas consiguió un contrato de grabación, con Cobra Records.

Muddy Waters asiste a una de sus actuaciones, le sorprende su manera de tocar y lo invita a colaborar con él, a lo que Buddy acepta.

A lo largo de su carrera musical ha grabado con diferentes sellos discográficos, entre ellos Delmark, Vanguard, Chess, MCA, Red Lightnin’, Rhino, Blues Ball, JSp Records, Alligator, Atlantic, Charley, Flyright, y algunas más.

 STIVIE RAY VAUGHAN

Stephen Stevie Ray Vaughan (3 de octubre de 1954 – 27 de agosto de 1990) fue un guitarrista y cantante que fusionó los géneros de blues y el rock en la década de 1980. Desarrolló un sonido y estilo, basado en artistas de blues como Albert King, Jimi Hendrix, Freddie King, Buddy Guy u Otis Redding. La revista Rolling Stone lo cita en el lugar n.º 12 de los 100 mejores guitarristas de todos los tiempos.También se convirtió en elegible para el Rock and Roll Hall of Fame en 2008. La revista Guitar World lo clasificó como n.º 8 en su lista de los 100 guitarristas más grandes.
A los siete años tuvo su primera experiencia con una guitarra cuando le regalaron una de juguete. En 1963 compró su primer disco, “Wham” de Lonnie Mack, quien resultaría un importante referente para Vaughan. Lo escuchó tantas veces que su padre lo terminó rompiendo (por envidia, puesto que él era un músico frustrado)

Stevie continuó tocando de manera semi-amateur hasta 1969, donde entró a la escena del blues en Austin, Texas.

En un amor de verano de 1970 formó su primera banda a largo plazo, los Blackbirds, con Stevie y Kim Davis en las guitarras, Christian dePlicque en la voz, Roddy Colonna & John Huff en la percusión, Noel Deis en los teclados y David Frame en el bajo. A finales de 1971 dejó la secundaria y se mudó a Austin con su banda, estableciendo su base en un club llamado “Hills Country Club”. El único hecho merecedor de ser destacado en los próximos años es que en 1974 Stevie obtiene su destruida Stratocaster, la “Number One” que no dejaría por el resto de su carrera. Hasta 1977 participó en bandas como “The Nightcrawlers”, “Paul Ray & The Cobras” (con la que ganó el premio a la banda del año en marzo de 1977) y “Triple Threat Revue”. Hacia septiembre de 1977 Stevie Vaughan formó su banda definitiva, Double-Trouble (más conocida como Stevie Ray Vaughan & Double-Trouble), Tommy Shannon (bajo) y Chris Layton (batería). Posteriormente, en 1985, se uniría un cuarto integrante a la banda, Reese Wynans, un virtuoso teclista.

Se movieron dentro del estado de Texas hasta el 19 de agosto de 1979, cuando tocaron en el San Francisco Blues Festival.

El 17 de julio de 1982, la banda fue filmada tocando en un festival. Al año siguiente el mánager de Vaughan le da la cinta a Mick Jagger, lo que permitió a la banda realizar una función privada en una fiesta de los Rolling Stones en el New York’s Danceteria el 22 de abril de 1983. Poco después de eso la banda hizo la presentación más importante de su carrera cuando tocaron en el Festival Internacional de Jazz de Montreux (en Suiza), siendo la primera banda no programada de antemano en tocar en este recital. Fueron silbados, pero irónicamente ganaron un premio Grammy por la versión del tema “Texas Flood” en ese recital, lo que dio lugar a uno de los discos en vivo más increíbles de Vaughan: Live At Montreux.

Stevie Ray Vaughan progresivamente alcanzó el estrellato alrededor de esta época, cuando en 1982 contribuyó en un disco de David Bowie y en 1983 fue “descubierto” por John Hammond (responsable de descubrir a Bob Dylan, Billie Holiday y Bruce Springsteen, entre otros) luego de escuchar la grabación del recital de Montreux. Hammond le ofreció un contrato para grabar en Epic Records. Ese mismo año (1983) salió su primer álbum, Texas flood. Las repercusiones no se hicieron esperar, y la revista Guitar Player lo eligió como “mejor nuevo talento”, “mejor álbum de guitarra (Texas Flood)” y “mejor guitarrista de electric blues”. En ese año ganó tres premios, siendo necesario destacar también que era un debutante en la industria.

En 1984 se lanzó su segundo álbum: “Couldn’t Stand The Weather”. Ese mismo año, el 3 de octubre, Stevie cumplió 30 años, y los festejó con un enorme recital en el Carnegie Hall de Nueva York, con los invitados Jimmie Vaughan (segunda guitarra, hermano de Stevie), Angela Strehli (voces), Dr. John (piano) y George Rains (batería). Stevie le dijo al público que ese había sido el mejor cumpleaños de su vida. Más tarde ese mismo año, el 18 de noviembre de 1984, Stevie ganó dos National Blues Award por “Best Entertainer” (‘mejor showman’) y “mejor instrumentista de blues”. Fue la primera persona blanca en ganar cualquiera de estos premios.
Stevie Ray Vaughan solía llevar su guitarra personal Fender Stratocaster del ’59, a la que llamaba Number One. Grababa sus iniciales (“SRV”) en los golpeadores de sus guitarras, las cuales tenían un color gastado.

Fanático de Fender, no solo llevaba casi todas sus guitarras Fender, sino que también las complementaba con los amplificadores Fender Super Reverb, Fender Twin Reverb, o Fender Vibro-Verb; y en su mayoría, púas Fender medium. Su pedal más utilizado, que le daba un sonido característico, era un Ibanez Tube Screamer TS-808 (luego devenido a TS-9), en complemento de un wah-wah Cry Baby, Univibe Expression y por último un Univox Uni-Vibe.

Fanático de Fender, no solo llevaba casi todas sus guitarras Fender, sino que también las complementaba con los amplificadores Fender Super Reverb, Fender Twin Reverb, o Fender Vibro-Verb; y en su mayoría, púas Fender medium. Su pedal más utilizado, que le daba un sonido característico, era un Ibanez Tube Screamer TS-808 (luego devenido a TS-9), en complemento de un wah-wah Cry Baby, Univibe Expression y por último un Univox Uni-Vibe.

También fue famoso por el calibre de sus cuerdas: usaba la primera cuerda en 0.13 y en algunos casos la 6.ª.; después usaba en las demás equivalente a un encordado del 0.12:

primera cuerda (la más aguda): 0,13 (en vez de mi4, la afinaba en mi♭4
segunda cuerda: 0,16
tercera cuerda: 0,19
cuarta cuerda: 0,28
quinta cuerda: 0,38
sexta cuerda: 0,58
El calibre más ancho se debía a que Vaughan utilizaba una afinación medio tono debajo del estándar (afinaba todas las cuerdas medio tono más abajo para mantener un sonido grueso).